Sin fronteras, la utopía


 

A mi me gustaría poder moverme por un mundo sin fronteras, sin pasaporte que diga de donde vengo porque soy ciudadano del mundo, conocer las diferentes culturas, participar de ellas y compartirlas con quien no las conoce, así aprendería a valorar el privilegio que tengo por haber nacido aquí y no en un poblado de África, por ejemplo, donde sufren hambruna, maltrato, guerras y mil cosas mas que no quiero ni imaginar.

El privilegio que los nacidos en occidente no reconocemos y nos convierte en seres insensibles a las necesidades de los otros pueblos, esas necesidades que ningún gobierno hace nada por paliar, solo “gestitos” para aparentar solidaridad, cuando en realidad lo que quieren es que la necesidad permanezca.

En fin, esto no deja de ser un pensamiento en voz alta, ojala se contagie y un día tengamos un mundo sin fronteras, que utopía. Educar a las siguientes generaciones en este sentido no es ninguna utopía.

En febrero busca la sombra el perro, pero a últimos no a primeros

Sé tu mismo, sí eres gilipollas mejor que seas otro

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s